México es un país amoroso, solidario y caritativo, que muestra su mejor lado cuando la necesidad se hace presente. En esta ocasión el motivo fue la Autoconstrucción Asistida en respuesta a la tragedia que miles de familias vivieron en México a causa de los terremotos del 7 y 19 de septiembre del 2017.

En un esfuerzo conjunto entre la sociedad solidaria, empresas comprometidas con el bienestar social como Grupo Salinas y Totalplay, además de las facilidades otorgadas por el gobierno se llevó a cabo durante todo el mes de septiembre el Movimiento Azteca número 100, uno de los movimientos más importantes para Fundación Azteca que logró recaudar $63,570,835.00 y que es la oportunidad para contribuir activa y permanentemente al levantamiento y futuro del país.

Esta vez nuestro objetivo se centró en impulsar proyectos de Autoconstrucción Asistida en las comunidades más afectadas de acuerdo a los censos federales de desastres. Esta iniciativa no solo responde a la necesidad de un hogar para las familias que lo perdieron todo, sino que también es una oportunidad para solidificar la unidad comunitaria y promover el desarrollo personal de sus habitantes. Hombres y mujeres, niños y personas mayores encontrarán en este proyecto la oportunidad para recomenzar con cimientos más fuertes y esperanzas más sólidas.

Comunidades de Puebla, Morelos, Chiapas, Oaxaca y Estado de México se verán beneficiadas por la Autoconstrucción Asistida. Hoy Fausta Gómez de casi 90 años es la primera beneficiada del proyecto en San Simonito Edo. de México; mientras que, en poblado de Huamúchil, San Dionisio del Mar, Oaxaca. Ma. Dionisia Gallegos junto con sus dos pequeñas Adileidi de 12 y Rosibel de 8 años, y la señora Marciana Muriel Gutiérrez ven también como su patrimonio se reconstruye.